28/8/09

La vengadora del culismundis


Este no es un post de los que suela escribir, pero por culpa de una gripe que hace más corta mi jornada laboral regreso más temprano a casa.


No veo mucha tele a excepción de los capítulos de Dr. House, por lo que me encontré con algunas cositas que vi haciendo zapping mientras estaba en cama.

Tema a) Fabián Gianola

Escuché una crítica hacia su persona en la cual se preguntaban que cuernos le estaba pasando que –si bien tenía un lomazo (sic)- se había puesto exhibicionista. Que los tenía hartos de mostrar el cuerpo, los abdominales marcados y que en el verano andaba en zunga (a pesar de que tenia cuerpazo (sic)- y que ya casi con 50 años debería tener otra actitud.

Bien, la verdad me dieron muchísima bronca esos comentarios, porque en este mundo donde te discriminan por la gordura, la celulitis, la ropa que no es de marca, etc.; se atreven alegremente a discriminar lo que aplauden calurosamente a cuanto gato televisivo llevan a sus programas.

Me pregunto en que radica la diferencia de ver a estas pobres sedientas de un minuto de fama, quienes mostrando un dejo de ingenuidad que no se lo cree ni un lactante, dan la vueltita sobre el lente de una cámara que les desflora el píloro con alguien que haciendo gala de un cuerpo parecido (en cuanto a los cuidados) lo exhibe con igual orgullo; sin descontar el tiempo televisivo gastado en Zulma Lobato lo cual merece un post aparte.

Me aplasta soberanamente el higo este tipo de cosas.

Tema b) Graciela Alfano vs. Matías Alé

No veo a Tinelli, pero es inevitable que me entere algo de lo que pasa allí porque en casi todos los programas se habla, se ve, se critica y despotrica al respecto.

Si bien todos los participantes saben a lo que se exponen y calculo que mucho de lo que pasa queda refrendado mediante un contrato, apunto hacia otra cuestión y es hacia la vedetonga en decadencia que hace tristísimo papel pasándole factura al ex pendejo que se curtió otrora, y que no tengo dudas que ella tenía clarísimo que un día el iba a levantar vuelo del nido (por más que ese nido estuviera en la paqueta Av. Alvear).
¡Señora! ¡Por favor! Quédese con el sabor en la boca de haberse masticado un rico caramelito y dese cuenta que por más cirugías, botox u ortomoléculas que se aplique la imagen que nos está dejando en la retina es la de una vieja resentida.

6 comentarios:

Abrujandra dijo...

Esto te pasa por prender la tele un ratito.
Excelente reflexión.
Besotes.

Témpera Mental dijo...

Hola Abrujandra

Sabés que a veces tengo la sensación de que si la prendo me atacará.

(Ahora me acordé del programa la TV Ataca)

Me pregunto ¿Hasta donde? El infinito es el límite?

Dragonfly dijo...

Espero que estés bien, cuídate mucho.

Besos ;)

Josefhine dijo...

NUNCA... NUNCA... NUNCA, ´veré esos programas, me ponen mal, solo de ver las propagandas o un zaping...
se que me quedo medio afuera del mundo... pero...
prefiero la ignorancia a eso.
bechos

Témpera Mental dijo...

HOla dragonfly, muchos besos para vos.

Témpera Mental dijo...

Josephine hola

Tenés razón, a mi me pasa igual cada vez que oigo que hablan de estos temas estoy re perdida.

¿Ves lo que hace una gripe? jajaja

Besos